● In the dark ● | Priv. Gil

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Presente ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Vincent Nightray el Miér Dic 10, 2014 4:47 pm



● In the dark ●

I know everything about you

Suspiró con cansancio. ¿Por qué debía ser él a llevarle la carta a su hermano mayor? En cualquier otra ocasión, habría aceptado eso sin dudarlo siquiera, después de todo, era de su querido hermano mayor de quién hablábamos, pero, en aquella ocasión las cosas eran ligeramente diferentes. Sus palabras aun resonaban en su mente y, por mucho que pensara que aquél hecho no lo molestaría, allí estaba él, con su sonrisa perfecta, pero falsa y, retractándose sus proprias palabras. Era doloroso, ser rechazado por la persona que más quería y aunque siempre había esperado escuchar aquellas palabras de Gilbert, no cambiaban el hecho que le dolieran, porque, a fin y al cabo ese tipo de azabaches cabellos era la persona más querida para Vincent. Desvió sus orbes de diferentes colores por las calles ya casi oscurecidas de la ciudad mientras el carruaje seguía avanzando. ¿Cómo sabían ellos que Gil debía estar en su departamento de la ciudad? Por algún motivo, pensó que estaría con aquél muchacho de los Vessalius, en la mansión Rainsworth con aquél sombrerero que tanto odiaba pero... ¿Por qué en su departamento?. No estuvo muy seguro de como o cuando cayó en uno de aquellos profundos sueños provocados por Dormause, pero, cuando el pasado de volvió a dibujar ante él, supo en alguna parte de su subconsciente que era cosa de un sueño. Aun así, aquél presentimiento era demasiado vasto, siquiera se había dado cuenta de ello y, los sentimientos bien escondidos en su mente volvieron a apoderarse de él. Como aquél día de hace ya cien años.

Yo... No soy malo. Esto... No es culpa mía.
Yo... Yo no soy malo. Yo solo... Solo... ¡¡Lo hice por Gil!!
Ja, Ja, Ja
Es verdad. Yo no hice nada malo. Porque... Todos estos son muñecos.
Que horror. Pobrecitos. ¿Quién os ha hecho esto?
Yo lo sé. ¿Os lo digo? Ha sido él. ¡¡ÉL ES EL CULPABLE DE TODO!!

El cielo... La tierra... ¡¡Y yo!! ¡¡ABSOLUTAMENTE TODO ESTÁ ROJO!!

Despertó de golpe, abriendo sus ojos de par en par mientras en sus labios se dibujaba una complicada y maliciosa sonrisa. Se apoyó en el respaldo y suspiró en silencio. Quería sus tijeras, quería desahogar todos sus pesares en los pobres muñecos de felpa que serían destripados por él, con fuerza, hasta que se quedara sin. El carruaje paró y la puerta se abrió. El de rubios cabellos salió y obligó a su sonrisa volver a posarse en sus labios, una tan gentil, que fácilmente engañaba a todo aquél que lo estuviera observando. Era mejor de aquella manera, mas fácil y oportuno ¿Cuántos no se habían rendido ante él ya? Dio ordenes de que el carruaje se fuera, no lo iría a necesitar por el momento y, levantando la mirada hacia la ventana del departamento de su hermano se dispuso a subir hasta él. Paró en frente a la puerta y, con cierto recelo que no permitió demostrar, levantó su mano, llamando con sus nudillos lo suficientemente alto para que lo escucharan. ¿Qué hacía allí? El duque Nightray le había pedido que llevara una carta a su hermano, siendo Vincent el único presente al momento, se le había pedido a él. Dio un paso hacia atrás y levantó una de sus manos hacia sus labios, ocultando un bostezo que le hizo cerrar sus ojos. Una mujer bajó por las escaleras y, permaneció quieta al verlo. El rúbio por su parte simplemente desvió la mirada hacia ella y, obsequiándole una sonrisa, ella se sonrojó levemente y siguió bajando después de una pequeña inclinación de cabeza. ¿No habría sido más fácil dejarle la nota e irse? Demasiado tarde. Era una tontería, seguiría igual que siempre, no le importaba si Gil no quería verlo.




Spoiler~ :



“You know, brother... To me, there's no one more important than you. I like you. I love you!
That's why... I'd do anything to make you happy.”

avatar
Vincent Nightray
Dueño del ojo del infortunio
Dueño del ojo del infortunio

Cantidad de envíos : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Presente Re: ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Gilbert Nightray el Mar Ene 27, 2015 2:18 am

Observaba desde la ventana la ciudad oscureciéndose con el brazo flexionado en la cornisa de esta y con un cigarrillo en los labios. Las calles estaban tan vacías que parecía estar atrapado en una ciudad fantasma. Suspiró con pesar apartándose de la ventana y dirigiendo sus pasos hacia la mesa. Su mente divagaba en preocupaciones, realmente odiaba y le abrumada estar lejos de su amo, a quien tendría que estar sirviendo aunque en ocasiones su estado de ánimo era tal que lo único que le causaría a Oz sería más preocupaciones de las que ya cargaba. Mientras le rondaban esos pensamientos por la mente, encendió la lámpara de gas  llegando a quemarse el dedo al estar tan absorto en sus pensamientos - Tsk... - se quejó por lo bajo mientras cogía uno de los empolvados libros de la repisa y se acomodaba en el sofá.  Colocó el libro sobre su regazo acariciando las letras del título con la yema de los dedos."Holy Knight" leyó para sí mismo y de pronto aquella profunda nostalgia le invadió de nuevo. Exhaló el humo del cigarrillo con pesar cerrando los ojos por un momento: desde siempre había sido así, por más que hiciera para hacer feliz a quien más le importaba, generalmente solo traía tragedias y tristezas, le dolía no poder proteger a su amo como debía y parecer la mayor parte del tiempo un estorbo en lugar de un buen sirviente.

Suspiró pesadamente y abrió el libro aleatoriamente sobre sus piernas intentando despejar su mente de todos aquellos asfixiantes pensamientos, leyendo en alto para sí mismo en un intento de lograrlo. - "Difícilmente había podido escapar de las garras de ese traidor, debía mantener un ojo en quienes trabajaban para él. Los doble cara eran de provecho, sin embargo la traición dentro del mismo núcleo podrían causarle más pérdidas de las que podría imaginar. El conde llevaba varios años tras Edwin, y ahora que Phelia había llegado a relacionarse dentro de la familia de dicho caballero, debía poner las manos sobre ella y lograr manipularla a su favor. Los trazos de un plan perfecto y maquiavélico se formaban en su... " - el sonido de los casco de caballos y las ruedas de una carreta avanzando contra el suelo lo arrancaron de sus pensamientos. Aquella no era una zona muy concurrida y mucho menos a esas horas, no era usual. Vaciló un momento moverse, escuchando atento la actividad en el exterior. La carreta se había ido... y alguien permanecía afuera inmóvil tramando algo.

Se sacudió el cabello con la mano, sonriendo muy levemente al darse cuenta de lo ridículo de sus pensamientos. Había pasado gran parte del día leyendo aquellas novelas que casi se sabía de memoria que era imposible no pensar en el misterio y resolución de casos fuera de lo común.  Se sobresaltó de sobremanera al escuchar los golpes en la puerta, pues realmente lo último que pensaba era el recibir visita. Se puso de pie apagando el cigarro y se dirigió a la puerta para abrirla. - ¿Vincent? - reconoció de inmediato a su hermano menor pese a la poca luz del pasillo, y aunque en el pasado solía recibir visitas inesperadas de su parte, le sorprendió bastante encontrarlo ahí en ese momento. - ¿Qué estás haciendo aquí? - Se hizo a un lado invitándolo a pasar, intrigado por el motivo que lo había hecho viajar hasta allí, y aún más misterioso el cómo se enteró que se encontraba en el departamento y no en la mansión Vessalius.  


avatar
Gilbert Nightray
Raven
Raven

Masculino Cantidad de envíos : 1066

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Presente Re: ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Vincent Nightray el Sáb Ene 31, 2015 7:15 pm



● In the dark ●

I know everything about you

La sonrisa se formó en sus labios al ver la figura de su hermano mayor abrir la puerta. Su amado hermano mayor, realmente había anhelado poder volver a verlo y allí estaba, ante suya, con aquella expresión tan propria suya. Ensanchó ligeramente más sus sonrisa y cerró los ojos en un acto quizás un tanto infantil, manchado por la felicidad. Habría deseado estar mucho, mucho, mucho más tiempo con su hermano, pero, eso no era posible y, con tal de ver una sonrisa en sus labios, le había dejado acercarse tanto a aquél querido amo suyo.— Buenas noches, Nii-san —Saludó con calma. Volvió a abrir sus ojos, dejando ver aquellas orbes tan diferentes la una de la otra. Su ojo rojo, el motivo por haber sido odiado y temido durante toda su infancia, aquél dorado, tan parecido, idéntico al de su hermano. ¿Cómo decirlo? Aun recordaba aquél horrible episodio que había tenido que ver con ojos proprios y, aunque sabía que había una enorme diferencia, seguía allí aquél pequeño temor que bajo ningún concepto iba a dejar ver a su querido hermano mayor. Dio unos pasos hacia el frente, entrando en aquél departamento que tan bien conocía tras haberlo ido a visitar tantas veces en el pasado. ¡En aquellos momentos había pensado que quizás se sentiría solo! Pero, no era así y eso lo sabía, conocía a la perfección a su hermano mayor, o al menos, eso pensaba él. Observó a su alrededor, había aquél olor a humo que le demostraba que hacía poco Gil estaba fumando. Caminó hacia uno de los sofás y tomó asiento, pero no pudo hacer más que ver el libro dejado a un lado, en la pequeña mesilla. Lo tomó y con su enguantada mano pasó los dedos por las letras de la cobertura "Holy Knight". Levantó la mirada hacia su hermano, dejando el libro sobre su regazo.— ¿Te dedicas a la lectura, hermano? — Rió con suavidad.— ¿Elliot te pegó el interés por estas novelas? —Recordaba pues que el menor de los Nightray tenía un extraño gusto por aquellos libros.

Fue ante la pregunta de su hermano que recordó para lo que había ido hacia su departamento. Dejó el libro a un lado de él y se levantó, caminando hacia el mayor.— Padre adoptivo me pidió que te llevara una carta. —La sacó de entre sus ropas, una carta pulcramente escrita, sellada con el estigma de los Nightray. Ese viejo loco ¿Qué podía querer de su hermano ahora? Una vaga idea pensó tener, se acercaba una fiesta, quizás en aquella carta estuviera escrito algo como que tuviera que participar. Sonrió y se la extendió, en un suave gesto.— Además quería ver a mi querido hermano mayor. — ¡Ese era el motivo más válido! Dejaría atrás sus oscuros sueños, porque en aquél momento tenía a Gil ante él, porque de aquella forma incluso su mente podía encontrar un descanso, aun cuando hermosos recuerdos no poseía dado lo último que había terminado por suceder.— ¿Cómo estás, Nii-san? Me sorprende que no estés con tú joven amo. —¿Un reprocho? No, siempre y que Gil estuviera feliz, no le importaba si estuviera lejos de él, ni que lo odiara o que jamás quisiera volver a verlo, siempre y que su hermano estuviera feliz a él le bastaría. Por eso planeaba llegar hasta un extremo al cual ya no tendría vuelta atrás, porque no tenía perdón, porque lo sabía mejor que nadie, la verdad de aquella tragedia, el culpable de todo aquello. Porque él poseía aquellas memorias que no estaba dispuesto a decirlas a nadie más, siquiera a la persona que más quería, a su amado hermano mayor. Fue entonces que una, un tanto maliciosa idea, cruzó por su mente, que no pretendió ocultar. En sus labios una igual de maliciosa sonrisa se dibujó, un tanto particular.— ¿Gil será mío esta noche?. —Inquirió, completamente carente de pudor alguno. ¿Por qué negar su amor hacia el mayor? Él también debía de conocer su obsesión.




Spoiler~ :



“You know, brother... To me, there's no one more important than you. I like you. I love you!
That's why... I'd do anything to make you happy.”

avatar
Vincent Nightray
Dueño del ojo del infortunio
Dueño del ojo del infortunio

Cantidad de envíos : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Presente Re: ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Gilbert Nightray el Vie Abr 10, 2015 6:50 am

Siguió con la mirada a su hermano menor, esperando respuesta de su parte aunque en realidad no le sorprendía la manera en que solía evadir sus preguntas cuando se encontraba aquellos motivos que quería ocultar. Cerró la puerta con el menor ruido y se giró para quedar frente a él, observando su figura bajo el haz intermitente que emitía la flama de la lámpara, lo cual le daba un aspecto un tanto perturbador al rubio. Sin decir una palabra se dirigió a la cocina, observándolo aún por el marco que dividía ambas habitaciones y sirvió un par de tazas de té que había preparado previamente a ser distraído por sus pensamientos y por la visita. Bajó la mirada sonriendo con nostalgia en las sombras al recordar a su hermano adoptivo menor. De todos con los que había estado obligado a vivir, Elliot era claramente el hermano que podían considerar hermano, tanto Vincent como él. - Si... Solo quería distraerme un poco. - se dirigió nuevamente a la sala, donde se encontraba el rubio y le extendió una taza de té. Permaneció mirando la cubierta del libro en sus manos, recordando cómo desde que era chico, había conocido aquella historia junto con el Tío Oscar, Oz y Ada... y más tarde con Elliot, y ahora de nuevo en sus manos. Era como si aquella historia lo hubiera perseguido desde que tenía memoria y la historia crecía junto con él, y al ser la única novela en la que se había adentrado en toda su vida, identificaba a varios de los personajes con las personas que lo rodeaban, esperando tal vez, poder encontrar un consuelo en aquellas páginas.

Se apoyó contra la pared buscando sus cigarrillos en el bolsillo, fijando la vista en los ojos de su hermano. Al haber estado solo aquellos días le había hecho pensar y recordar varios eventos del pasado. Podía ver en aquellos orbes de distinto color tristeza, a pesar de la sonrisa en sus labios que le indicaban lo contrario. La cuestión de la carta de parte de su "padre" lo hizo salir de sus pensamientos, extrañado y sintiendo un mal presentimiento. Tomó la carta y la observó durante un buen rato, sin abrirlo, sin examinarlo, clavando la mirada en el sello de los Nightray al anverso. ¿Qué le había hecho dirigirse a él en estos tiempos? Probablemente algún evento social o algo... peor. Alzó la vista del sobre cuando Vincent rompió el silencio - Solo decidí... - calló un momento, pensativo, dudoso de la razón por la que se encontraba tan lejos de su amo, pero sabía que era lo que debía hacer si no quería causarle más problemas. - Solo... tenía que hacer unas cosas, lejos. - comenzó a abrir la carta lentamente, poniendo especial atención a la última pregunta. - ¡¿Qué?!¿Esta noche? ¿Estás planeando quedarte aquí acaso? - Su hermano solía darle ese tipo de sorpresas de vez en cuando pero justamente ahora no lo esperaba. Siempre le hacía sobresaltarse de esa manera con sus ideas desmesuradas y poco convenientes, más en el fondo la compañía no le molestaba del todo así que se limitó a suspirar resignado. - Supongo que... es tarde ya. - la oscuridad devoraba poco a poco la habitación, que se abría quedado en penumbras de no ser por aquella pequeña flama que parecía extinguirse poco a poco. Dio unos pasos hacia la lámpara con intención de leer la carta a la luz de esta, aunque debido al haz tan tenue que proyectaba decidió primeramente suministrarle un poco más de aceite. - ¿Cómo has estado tu, Vincent? ¿Todo en orden...? - se preguntaba si realmente él estaría bien en aquella mansión, pues aunque no solía demostrarlo ya, aún se sentía responsable por su hermano menor y le llegaba a preocupar también lo que le pasara.... En ocasiones.
Torpemente vertió el aceite entre la lámpara y la carta, la cuál se prendió de inmediato en llamas apenas cayó el líquido. - ¡Demonios! - intentó tomar la carta y apagarla con el puño de su camisa, la tiró al suelo y terminó por apagar el fuego con el zapato, quedándose quieto un instante, mirando los restos de cenizas y papel. - Vince... - De repente se sintió un niño pequeño a quien reprenderían por su torpeza. - ¿Qué decía la carta...? - no sabía si echarse a reír o preocuparse por el asunto plasmado por el puño y letra del duque Nightray.


avatar
Gilbert Nightray
Raven
Raven

Masculino Cantidad de envíos : 1066

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Presente Re: ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Vincent Nightray el Jue Jul 02, 2015 8:18 am



● In the dark ●

I know everything about you

Gracias —Pronunció con suavidad, extendiendo sus manos para tomar aquella taza de té que su hermano le ofrecía y, tras soplar suavemente en aquél líquido lo llevó lentamente a sus labios, dándole un pequeño sorbo. Se podía decir que solo en compañía de su hermano se sentía tan tranquilo, que en el fondo, era Vincent quién necesitaba de la presencia de aquél chico, de su hermano, tan amable y cruel como cuando eran pequeños. Pero... Levantó su cabeza, fijando sus peculiares orbes en el rostro de su hermano sin preocupación alguna. Ese contacto solo se rompió cuando se inclinó para dejar la tacita en la mesa ante él.— Entiendo —Respondió, lo suficientemente alto como para que el contrario lo escuchara. Que dijera eso significaba que algo lo estaba molestando, él que amaba tanto aquél mocoso Vessalius, que lo protegía como si realmente fuera aquella persona... Algo estaba mal y eso era porque, Gilbert era realmente fácil de leer, después de todo, los unía la misma sangre ¿Quién mejor que él lo entendería? Vincent estaba seguro que así eran las cosas, que no había más misterio de por medio a parte de aquella verdad universal. Aun así, al momento no dijo nada, solo siguió los movimientos contrarios hasta la lámpara de aceite y aquél pequeño incendio que estaba a punto de causar. Se levantó del sofá donde anteriormente había terminado por sentarse y dio unos pasos hacia el otro. ¿Qué estaba haciendo?— Hermano... —Murmuró, con un deje de preocupación en su voz mientras extendía una mano hacia él, con intención de ayudarle, pero, el otro fue más rápido. La carta cayó al suelo y entre pisotones el fuego no fue más que un recuerdo, dejando solo aquél papel pulcro hecho cenizas y aquella peculiar y graciosa mirada en el rostro de su hermano.

Bajó la mano a un costado y rió con diversión ante aquella expresión. Sí, esa era una de esas pocas ocasiones en las que la voz de aquél chico era sincera, Vincent en aquél preciso instante no estaba mintiendo, estaba riendo con diversión, sin preocupación, pero, aquello fue quizás demasiado corto.— Ahh... Lo siento, Nii-san —Pronunció en cuanto aquella risa cesó y, entonces realmente se acercó al otro. Aun con la sombra de una sonrisa suave en sus labios, se agachó, tomando entre sus enguantados dedos un extremo aun intacto de la carta que terminó por quebrantarse.— Vaya... Ya no podremos leer lo que hay dentro. —¿Preocuparse? De lejos, quizás así era mejor. Se incorporó de nuevo, quedando pocos pasos de su hermano y, ante su pregunta sonrió.— Padre adoptivo no me dijo nada... Pero supongo que hablaría de una fiesta que tendrá lugar en la mansión Nightray dentro de unas semanas... Puede que era una invitación. —Claro, si había algo que molestara a su hermano mayor, él no tendría problemas con resolverlo, era fácil, después de todo aquél estúpido Duque no tenía de otra que escuchar sus palabras, nadie mejor que él sabía lo corrupto que era aquél que hombre. Aun así se inclinó al frente con suavidad, fijando sus orbes, uno dorado y otro rojizo, en los ojos dorados del otro. Sí, él era el niño del infortunio, no su hermano, así debían de ser las cosas.— ¿Hay algo que te preocupe, Nii-san? —Inquirió con curiosidad. ¿Sería otra vez alguna palabra de aquél entrometido sombrerero? Si era así, debería antes de deshacerse de él.— Y sí, me quedaré esta noche... Realmente te echaba de menos, Nii-san —Susurró lo último, alejándose pocos pasos de él, sin romper aquel contacto visual.




Spoiler~ :



“You know, brother... To me, there's no one more important than you. I like you. I love you!
That's why... I'd do anything to make you happy.”

avatar
Vincent Nightray
Dueño del ojo del infortunio
Dueño del ojo del infortunio

Cantidad de envíos : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Presente Re: ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Gilbert Nightray el Dom Oct 25, 2015 6:13 am

Al escuchar la risa de su hermano se sintió ligeramente más nervioso, rió levemente con preocupación manteniendo la mirada fija en aquellos restos de la carta, ¿cómo pudo ser tan torpe? No podía ni imaginar la furiosa reacción que tendría el Duque Nightray ante lo ocurrido; de solo pensarlo sentía volver a ser aquel niño pequeño llorón y asustadizo. Rara vez era la que el Duque se dirigía a él, y solo lo hacía cuando era algún asunto importante. Se llevó las manos a la cabeza, sacudiendo su cabello como si aquello le pudiera despertar ideas de qué hacer en estos casos tan terribles. Miró las cenizas deshacerse en la mano del contrario, sin ninguna esperanza de poder rescatar la situación. Lanzó una maldición y lo miró fijamente, Vincent solía tener más información de la cuenta, y era mucho más inteligente que él, no pudo evitar mirarlo con ansiedad, en espera de que le solucionara la vida en ese momento, escuchando lo que su hermano menor suponía que decía el contenido - ¿Una fiesta...? - Por algún motivo dudaba que se hubiera tratado de eso y tampoco era como si fuera a contestarle una carta con un "No asistiré a su fiesta" cuando posiblemente le haya estado hablando sobre algún otro asunto.

Suspiró pesadamente restándole un poco de importancia a la carta, de cualquier manera intentaba involucrarse lo menos posible con los Nightray, salvo con....  Le devolvió la mirada al sentirse observado y desvió la vista hacia las cenizas en el suelo. Tomó un nuevo cigarrillo y se lo llevó a los labios para encenderlo, guardando el silencio durante un momento antes de contestar a su pregunta. - Yo estoy bien, tan solo he querido venir a ... despejar un poco la mente - jamás se había sentido bien hablando de lo que le preocupaba, aunque siempre era fácil de saber sus sentimientos o intenciones, siempre girando en torno a los que solía tener más cerca, y principalmente a su amo. Le preocupaban demasiadas cosas para decirlas todas. - Entonces deberías descansar, el viaje debió ser pesado por el tiempo que hace.. - comentó dirigiéndose hacia la habitación para acomodar la cama para su hermano, aunque estaba seguro que si caía dormido en el suelo, le daría igual quedarse ahí o en la cama... y si eso ocurría, no pensaba levantarlo del suelo. Se sentó al borde de la cama y bostezó algo adormilado, quizá el efecto de Dormouse estuviera afectándole también a él pero de pronto sintió un enorme cansancio y pesadez en los ojos. - Vincent... - escuchó un extraño sonido y se mantuvo en silencio intentando identificar el lugar de procedencia cuando de pronto la llama de la lámpara de gas se extinguió, dejándolos en penumbra, con aquel extraño sonido resonando, aunque no estaba seguro si era causado en su propia cabeza.


avatar
Gilbert Nightray
Raven
Raven

Masculino Cantidad de envíos : 1066

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Presente Re: ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Vincent Nightray el Miér Nov 11, 2015 12:22 am

Inclinó lentamente su cabeza hacia un costado, causando que sus largos mechones de un color dorado se movieran a la par que sus acciones. En cambio, en sus labios se formó el claro reflejo de una duda ante aquella peculiar pregunta de su hermano. ¿Tanto le molestaba haber quemado una carta sin valor? Aquél duque solo pretendía manipularlos a ellos y, mejor que nadie sabía Vincent cuales eran las oscuras intenciones de aquél hombre, pero, mientras todo saliera como él las había planeado no había problema alguno, porque, el tampoco era tan inocente como muchos creían. Claramente habían sus excepciones, pero, eso no comprendía un grave problema. — Sí, nii-san es el contratista de Raven, sería extraño que no acudiera a una fiesta organizada por el ducado Nightray. Pero, en todo caso le preguntaré en cuanto vuelva a casa y te haré saber después.—Claro, tenía sus formas de sonsacar información a aquél hombre, después de todo, las cosas terminaban como él quería, de una u otra forma así debía ser. Volvió a enderezar su cabeza y siguió manteniendo aquella suave y neutral sonrisa en sus labios, una que, a diferencia de las otras veces era mucho más sincera y genuina. ¿Cómo no estar contento cuando estaba solo con su hermano? Sin el estúpido sombrerero de por medio o el niño Vessalius. Solo él y su querido hermano.

Te preocupas demasiado, Nii-san. Eso no es bueno para tu salud.—Acabó pronunciando, suavizando un poco más sus palabras antes de dar un paso hacia el frente, acercándose a aquél que era su querido hermano mayor. Pero, antes de poder decir o hacer cual cosa, el azabache se adelantó con aquella escusa barata, que, en un principio no supo si alegrarse porque se preocupaba por él o molestarse porque de cierta forma era una manera para deshacerse de él.— No estoy cansado, Gil... Quiero... —Calló de golpe una vez que cruzó la habitación y escuchó aquél extraño ruido que comenzaba a hacerse escuchar... ¿Qué era eso?— ¿Nii-san?... —Pero, el repentino apagarse de la vela y el hecho de permanecer a oscuras con aquél sonido resonando detrás de él hizo que palideciera de golpe... De verdad... ¿Qué era eso? ¿Un fantasma? ¡Imposible! ¡Tenía que ser una broma! Ese tipo de cosas no existían ¿Cierto? Lo peor pero llegó en cuanto le pareció que alguien tocaba su cabello, un frío aliento y, ahí si que dejó de pensar racional. En un apresurado paso se acercó hasta su hermano y, sin decir nada se sentó a su lado. A pesar de no estar del todo seguro si solo era cosa de su imaginación o no, tampoco estaba dispuesto a descubrirlo.— Seguramente se quedó alguna ventana abierta y se levantó el viento —Pronunció mientras desviaba su mirada hacia el mayor. Claro, solo era una forma para autoconvencerse de ello, esa situación era demasiado hermosa como para dejarse asustar por fantasmas inexistentes y aun así...

Pareces cansado, hermano... —Una de sus manos se apoyó en el espacio libre que había entre ambos y se inclinó suavemente hacia el otro, observando su rostro.— ¿Donde vas a dormir? —¿Para qué preguntaba? Seguramente se iría a dormir en el sofá como siempre. ¿Hacía cuanto que no volvía a dormir con su hermano mayor?— Duerme conmigo, Nii-san —Y, eso, a pesar de lo extraño que sonó, de sus labios escapó aquella pregunta con un ingenuo tono, inocente. Claramente con cualquier otra mujer no sería lo mismo, pero, en aquella ocasión era totalmente diferente. Cerró sus ojos y esbozó una suave sonrisa— Hay sitio de sobra y el sofá es incómodo ¿Cierto? —Su destino lo tenía bien pensado, no desistiría de su intención, cumpliría lo que había decidido y ya no había vuelta atrás, pero, por eso había deseado eso, quizás sería la última vez que podía estar tan cerca suya, quizás la próxima vez que se vieran fueran enemigos. Aunque Vincent siempre lo hacía todo únicamente para Gilbert. Solo él existía en su mundo.




Spoiler~ :



“You know, brother... To me, there's no one more important than you. I like you. I love you!
That's why... I'd do anything to make you happy.”

avatar
Vincent Nightray
Dueño del ojo del infortunio
Dueño del ojo del infortunio

Cantidad de envíos : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Presente Re: ● In the dark ● | Priv. Gil

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.