These are the days | Private

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Presente These are the days | Private

Mensaje por Sharon Rainsworth el Mar Jul 07, 2015 5:38 pm

These are the days we've been waiting for
And days like these who couldn't ask for more
Keep them coming cause we're not done yet
These are the days we won't regret
These are the days we won't forget

— Avicii

No sabía por qué lo estaba haciendo… Bueno, para ser sinceros, si lo sabía. Lo que no estaba segura era de la legitimidad de sus razones, y aunque le pesaba no tener mucho más que sus ideas en la cabeza, aun así despidió a todos los sirvientes ese día para que le dejaran la cocina disponible. Su invitado principal de ese día estaba de pie a unos metros de ella.

¿Qué se le había ocurrido esta vez a la señorita Rainsworth? Pues, tenía 20 años, tal vez dos o tres más, y no tenía ni la menor idea de cómo mantenerse a sí misma. Había tenido demasiado tiempo para leer, y dado que los días eran teóricamente pacíficos, por obligación, no le quedaba de otra que ocuparse en diversas tareas. Por eso el día que había quemado la cocina de la mansión, su abuela se había reído y le había dicho que ese tipo de cosas no era para ella.

Innecesario lo había llamado. Y había sido una ofensa para la joven que se creía lo suficientemente capaz de lograr un día no depender de los demás. Para eso necesitaba ayuda, y como sus seres queridos más cercanos tenían la tendencia a tratarla como una niña, se había asegurado de mantenerlos lejos de su proyecto. ¡Una señorita Rainsworth que sí supiera de todas las artes y ocupaciones que debía tener una mujer! Por eso miraba al pelinegro con expresión ligeramente ceñuda mientras se recargaba de la energía del universo para lograr su cometido. Iría contra viento, madera, fuego e ingredientes para lograrlo.

Gilbert, estoy lista —anunció cambiando su rostro a uno completamente sonriente y animado y se acercó a él con las manos apegadas al pecho, en un puño que estaba segura de que si no contenía iría a golpear a alguien más—. Reim me hizo el favor de llamar a Break y lo tendrá ocupado en Pandora, seguramente sólo comerá pasteles y verá a Reim trabajar, pero es suficiente para darnos tiempo de sobra —sus esperanzas estaban completamente puestas en el hombre que tenía al frente. Pero no pensaba acosarlo con su presencia, sólo con sus preguntas. Ya tenía sobre una mesa un conjunto de ollas, cucharones, especias, variados contenedores con ingredientes, y un grueso y antiguo libro de recetas. La verdad es que no había ni logrado decidir cual sería su intento ese día. Mientras no quemara todo de nuevo no tendrían problemas, tener el humo rondando en todas las habitaciones le daba dolor de cabeza.

Señaló con una mano el lugar limpio y disponible—. Les pedí a los sirvientes su libro y algunas me interesaron, pero no sé si… no sé si yo podría lograrlo. ¿Me ayudarás? —la última pregunta había sido retórica. Y es que la joven no creía capaz a su compañero de abandonarla en un momento de necesidad. Aparte de que le había amenazado con repartir a todos fotos de su pubertad si no cooperaba con la causa. Una digna mujer siempre encuentra la forma de hacer las cosas, lo había aprendido de su abuela.




Then I'll follow you into the dark

avatar
Sharon Rainsworth
Harisen
Harisen

Femenino Cantidad de envíos : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.